1 de marzo de 2007

La vida es una gran ironía

2 Comments:

Anonymous el jinete said...

Sería un chiste fácil decir que la Rabolini debería darle una mano a su marido para lanzar una línea de guantes,no?

Aprovecho a anunciar que estoy lanzando una línea de gorros digna de ser lanzada por más de uno que conozco.

11:34  
Anonymous Anónimo said...

No sé de qué se ríen. En su época, María Amuchástegui habían lanzado una línea de perfumes.

16:51  

Publicar un comentario

<< Home