29 de abril de 2007

Chiche, tenés seria competencia


Un vecino fue a tirar la basura en los nuevos contenedores plásticos y se encontró con una desagradable sorpresa. Infobae.com estuvo allí. Qué pasó. Las fotos increíbles

Como cualquier tarde, un vecino del barrio porteño de Boedo salió de su casa para tirar la basura.

Recorrió unos pocos metros hasta el mini-contenedor que instaló recientemente el Gobierno de la Ciudad en su cuadra pero al abrir la tapa plástica se encontró con algo que jamás hubiera pensado: un hombre.

"No se sabe si está vivo, muerto, accidentado", dijo el vecino al ser consultado por Infobae.com minutos antes de que arribaran agentes policiales de la comisaría 34va. al sitio del hecho.

El hombre, de mediana edad, vestido con una remera salmón y un pantalón negro, tal como se podía ver (fotos) se encontraba "enroscado" entre las bolsas y descalzo.

Como no respondía a los llamados, se pensó lo peor. Pero a los cinco minutos de realizada la denuncia efectivos de la Policía Federal llegaron al lugar, abrieron el contenedor y reconocieron al hombre: "Lo acabamos de ver hace un rato aquí a la vuelta", dijeron

"Cómo es que habrá terminado aquí", se preguntaron mientras se calzaban los guantes de latex blanco para proceder a sacarlo.

Abarrotados los vecinos en torno al contenedor de Urbasur, esperaban una tragedia, con trama y ribetes complicados.

Pero, la sorpresa advino nuevamente: "uhhhhh"; se escuchó desde adentro de la cajuela cuando los policías la movieron un poco para poder sacarlo. Y se sintió un fuerte olor a alcohol.

"¡Está vivo!", gritaron varios. "El hombre, está totalmente borracho y dormido. Por eso no responde. Por favor, que alguien me facilite un balde con agua para poder despertarlo", dijo un efectivo tras más de 15 minutos de intentar moverlo de allí.

Finalmente el misterio se resolvió: se logró sacar al hombre del tacho de basura quien al despertarse agredió con sus puños a los policías que se quejaron con razón de este señor: "muchacho, usted no debería tomar así", le aconsejaron.

Cuando se tranquilizó y los efectivos se retiraron, tomó una bolsa de basura y se echó a dormir en el capot de un auto ubicado en la misma cuadra con el paquete debajo de su cabeza, a modo de almohada.

Asimismo, arrebató una manguera en funcionamiento de otro vecino y se dio una ducha, semidesnudo y a la vista de quienes se asustaron al pensar que este hombre pudo haber estado muerto.

La gran pregunta que no halló respuesta es ¿cómo este hombre logró meterse allí? ¿Se metió o lo metieron? y solidariamente ¿qué hubiese pasado si este vecino no lo hallaba y venía el camión de brazos automáticos a vaciar como ocurre a diario el contenedor?.


Si es una campaña para promocionar los nuevos contenedores de basura, Telerman se gana mi voto por original. Eso sí: quiero conocer a los policías que dicen frases como "por favor, que alguien me facilite un balde" o "cómo es que habrá terminado aquí"...

(hallazgo de Daniela)

3 Comments:

Blogger Ruco said...

"Un balde señores, por favor, un balde!" Natalia Natalia

14:30  
Blogger Marvin said...

Y cláaaa.... El loco se tiró a dormir una siestita y lo despertaron a baldazos de agua fría... yo también tiraría puñetazos para todos los wines!!!

22:57  
Blogger Pumplafiz! said...

Nombrame tres policías que sean tan nice como para decir:
"muchacho, usted no debería tomar así"

PPPPOR FAVOOOOOOOR!!!

17:37  

Publicar un comentario

<< Home