8 de junio de 2007

Fe de erratas

Esto fue publicado en Sereneider en diciembre pasado.

Sí, ya sé, soy un idiota.

8 Comments:

Blogger Clandestina said...

No creo q fueras ni seas idiota, Sere... (excepto q lo digas xq se te pasó en una de aquellas noticias q escribieron intención con "s", je).

Tampoco creo q tratar este tipo de informaciones con datos comprobables más q con especulaciones -x parte de leguleyos, pasando por "iluminados" de la prensa hasta las buenas ancianitas de la zona-, respeto y sin sensacionalismo sea sinónimo de idiotez o de ser idiota.

Creo q es trabajar de manera responsable, sin olvidar q se camina en el terreno incierto de los supuestos, de las interpretaciones de declaraciones de terceros.

Pero por sobre todo, porq si se pudieran comprobar las imputaciones, estaríamos ante un incesto con un final trágico, cuanto menos para ese núcleo familiar. O sea, estamos ante uno de los mitos -y más q mito- más poderosos de la humanidad , en esta sociedad de la q todos formamos parte.

Sí, sí, ya se... el marketing, la condena social -inducida y cómo!, además, como si hiciera falta-, la sangre q chorrea, las cortinas de humo... ay, casi casi q estoy a punto de sentirme idiota, pero me niego y resisto, estoy segura q se puede hacer y trabajar de otra manera.

13:05  
Blogger Primo Louis said...

No me parece que seas un idiota. La responsabilidad en la información es necesaria y pensar a quién se afecta también, independientemente de que hoy el hijo este imputado...
Salú Sere!

13:29  
Blogger Ariel said...

Me sumo al apoyo de los anteriores comentaristas y sumo una razón, un motivo de sospecha: ¿Mataron los Schoklender a sus padres? Porái sí, pero en todo caso, a todo el establishment cordobés (a todo) le conviene la motivación "pasional" o "matricida"; lo que no le conviene es que se investiguen las razones económicas de ese asesinato. Antes era: "El peón se llevó puesta a la patrona". Ahora es: "El hijo no se bancó que su madre cogiera con todos menos con él". Vender vende, pero yo no compro.

18:27  
Blogger Clandestina said...

Completo mi comment anterior: lo q pienso y escribí allí es completamente aplicable a TODOS los casos de este tipo, sin distinción de clase social.

Obvio q este caso pega en lo más hipócrita de una clase caracterizada por considerarse superior al resto en todo sentido.Dicho sea de paso, buena oportunidad para q ejerzan la autocrítica.

Sí, Ariel, acuerdo. En varios aspectos, guarda cierta similitud con el caso García Belsunce.

Saludos!

19:51  
Blogger Baterflai said...

O cambiaron el link, o no entiendo nada.

22:58  
Blogger Ulises Dumond said...

Che, ¿no existe la posibilidad de que esta vez también siga siendo todo una farsa?
Con lo cabezas que somos la mayoría de los periodistas, alguien se enteró de que el pibe es gay y armó toda una historia distinta pero similar al clima perverso que ronda a Norita desde su muerte. ¿No les pasa que ahora cuando aparece la cara de Facundo Macarrón ya no se escucha el pooobre, sino que todos afinamos los párpados para tratar de advertir en el fondo de sus ojos la maldad que lo llevó a apropiarse de Norita para siempre?
¿No tienen la sensación de que así como el hijo pasó de ser pooobre a un enfermo hijo de puta, también Norita dejó de ser tal, para pasar a ser Nora?

11:29  
Blogger J. Sereneider said...

Bater, recién chequeé y estaba todo como siempre.

Ulises, sí, también lo pensé. De hecho, la nueva teoría me hace un poco de ruido. Pero bueh, ya habrá tiempo para nuevas fés de erratas, ¿no?

21:35  
Blogger Daniel O. Requelme said...

CASO MACARRÓN

Un periodista apellidado Mendez interroga a una psicóloga de esta manera:
Si Facundo Macarrón fuera inocente?...

Un tal “Gelblung” considera el ruido de su plastificada dentadura al aire por Radio 10 un elemento seductor y afirma:
Facundo Macarrón tiene 50% de culpable… ¡Trampas!

En la Republica Argentina todo sujeto de derecho es inocente (I.N.O.C.E.N.T.E.) hasta que se pruebe lo contrario.

Una valiente víctima organizó las voces sin micrófono por este medio y se acabó con el tema “Sagen”.

Los integrantes de este medio somos voces que estamos anoticiando a los comunicadores sociales por el simple gusto de tender a mejorar nuestra calidad de vida. Repitamos: Facundo Macarrón y el ahora famoso pintor Zarate son inocentes hasta que se pruebe lo contrario!

Escuchamos a la Abuela del caso Macarrón. Su dolor por la hija supuestamente asesinada. El posterior ultraje sufrido con la historia de la victima y ahora todo este alboroto contra su nieto.
Dicho en puro sentimiento ¡ ¡Pobre Vieja!

Consumiendo nosotros un pobre periodismo cobarde y pordiosero alimentamos una práctica que degrada también al que la hace.

Resulta repugnante el acoso al futuro entrevistado transformado en victima.

Al pibe Macarrón le mataron la madre y el padre fue responsable del montaje histriónico que urdió a manera de conferencia de prensa. Debió compartir el discurso paterno que entre otras cosas perdonaba a la muerta ¿Perdonar? ¿Le perdonaban haber vivido? ¿Se arrogaba el padre un rol juzgador? ¿Juzgaba que cosa?
¿Ajeno el hombre a cualquier acto de la esposa? ¿Ajeno? El (pobre) hijo Facundo fue expuesto y Sres. Se sabe el mismo es menor. Menor de edad. Puede ser perseguido penalmente. Pero sigue siendo menor. L padre es responsable por esta situación, entonces decimos Pobre Pibe! Asistimos a una doble victimización. Una lectora de La Voz del Interior dijo “se trata de un chico rico no vá a ser perjudicado… Vaya si este chico no ha sido tocado. Manoseado hasta la impudicia… Y se trata de un menor…

Gracias, muchas gracias por haber leído esta propuesta que si además comparte le ruego contribuya a su difusión

¡Somos todos inocentes hasta que se pruebe lo contrario!


Daniel O. Requelme


www.danielrequelme.com.ar

01:21  

Publicar un comentario

<< Home